Evolución de la producción del biodiesel en Argentina. Articulo de Carbono Smart

Evolución de la producción del biodiesel en Argentina

Jan. 11, 2024, 6:22 p.m.
Evolución de la producción del biodiesel en Argentina

Argentina es un país de alta producción de biocombustibles, esto despierta una gran atención y el debate sobre su utilización desde la sanción de la Ley Nacional de Biocombustibles Nº 26.903/2006. La producción y uso para el transporte automotor de los biocombustibles ha provocado polémicas sobre la conveniencia económica respecto al uso del combustible fósil, sobre sus consecuencias ambientales y sobre aspectos éticos relacionados con la seguridad alimentaria a nivel mundial y nacional.

El biodiesel es un combustible de origen vegetal que tiene por principal insumo al aceite obtenido de oleaginosas, cultivos de alto rendimiento para su producción. En Argentina, el principal cultivo utilizado en el presente es el de soja. Este tipo de combustible se conoce desde hace más de un siglo. Su uso experimental comenzó conjuntamente con la construcción del primer motor de Rudolf Diesel en el año 1893 (el 10 de agosto de 1893 es considerado actualmente como el Día Internacional del Biodiesel). Aquel motor fue impulsado por un biocombustible a base de maní(técnicamente no un biodiesel, al no ser transesterificado, aspecto que se explica más adelante).

El proceso de producción de biodiesel a partir del aceite de soja se puede dividir en tres fases: agronómica, extracción de aceite, y transesterificación. La fase agronómica corresponde al proceso agrícola de obtención del grano de soja (preparación, siembra, cosecha, etc.). La segunda fase consta del proceso de extracción del aceite de soja a partir de los granos, obteniéndose también como subproducto la harina de extracción, un insumo empleado en la fabricación de alimentos balanceados y otros usos. En la tercera etapa, a través del proceso de transesterificación del aceite se produce el biodiesel.

Luego de un período en que Argentina presentó un saldo favorable en el comercio externo de energía (petróleo y gas de petróleo), entre la década del 90 y la 1ª parte de la iniciada en el 2001, la situación se revirtió a partir del importante aumento del consumo energético doméstico (industrial, hogares y de transporte) y del estancamiento en la producción de petróleo y gas.


Al mismo tiempo que los balances energéticos veían sus márgenes disminuir, la producción de granos aumentó aceleradamente, lográndose sucesivos récords de producción en las cosechas entre 1990 y 2018, Documentos del PROINGRA Evolución de la produccion del biodiesel en Argentina: volumem, precio, políticas públicas y empresas 67 europeo que en distintos momentos establecieron restricciones al biodiesel argentino. Estos conflictos comerciales han mantenido relativamente altos los precios del biocombustible, en particular en los años 2016 y 2017. Por otra parte, la importante desregulación de leyes ambientales en Estados Unidos (Popovich, et.alt, 2019) le ha dado un nuevo aire a los combustibles fósiles, llevando a descensos en el consumo y producción de   biocombustibles en aquel país.

Producción de biodiesel en Argentina.

Luego de un período en que Argentina presentó un saldo favorable en el comercio externo de energía (petróleo y gas de petróleo), entre la década del 90 y la 1ª parte de la iniciada en el 2001, la situación se revirtió a partir del importante aumento del consumo energético doméstico (industrial, hogares y de transporte) y del estancamiento en la producción de petróleo y gas.


Al mismo tiempo que los balances energéticos veían sus márgenes disminuir, la producción de granos aumentó aceleradamente, lográndose sucesivos récords de producción en las cosechas entre 1990 y 2018. La consolidación de un nuevo mercado mundial donde participaron como importadores países de extremo oriente como China, India, Pakistán Bangladesh (Pierri, 2004, 2014, 2018) sumados a avances tecnológicos (en especial los cultivos transgénicos) y la extensión de la frontera agrícola fueron razones principales del aumento de la producción de granos (de soja en particular). El aumento de la producción de soja fue inducido por el establecimiento de las grandes plantas industriales de producción de aceite en cercanías de Rosario en la década del 90 y por políticas públicas que permitieron la instalación de puertos industriales y la ampliación del calado del Río Paraná hasta el lugar donde se localizaron aquellas plantas industriales (Pierri, 2004, 2014, 2018).

La Ley de Biocombustibles del año 2006 estableció la obligación de mezclar una proporción de biocombustible en los combustibles comercializados. Actualmente el gasoil debe tener un corte de 10%, meta que se logró alcanzar en 2017, situación que explica que la producción fuese utilizada crecientemente para el consumo interno Gas y Biocombustibles se señaló que la política gubernamental de permitir que las petroleras le compren preferentemente el biodiesel a las grandes empresas será el certificado de defunción de las pymes del sector. El conflicto entre petroleras y proveedores medianos y pequeños gira en torno al precio del biodiesel fijado por el Estado y al porcentaje de “corte” del gasoil.

Si bien la producción de biodiesel acarrea contaminación, esta es menor que en la del gasoil, con la ventaja adicional de que, tal como se mencionó al explicar el proceso de producción del biodiesel, la actividad agrícola realizada en la primera etapa de su producción mitiga el balance de su emisión de gases. Sin embargo, para alimentar esta industria se utilizan cultivos comestibles, de ello surgen dos cuestiones en debate: la relacionada con la seguridad alimentaria y otra vinculada con el uso del suelo. En relación a la seguridad alimentaria, el biodiesel parece presentar menos consecuencias negativas que la producción de bioetanol a base de maíz, donde interviene directamente en su fabricación el derivado comestible del cultivo (Saidon, 2008) pero con uno u otro biocombustible la seguridad alimentaria se ve afectada. La deforestación (Saidon, 2008) es otra principal problemática vinculada con cultivo de granos usados para la producción de biocombustibles. La expansión de la frontera agrícola sobre bosques nativos es un fenómeno que se produjo en Argentina asociado al cultivo de soja que juega, junto con la ganadería, un rol negativo en este sentido.

El biodiesel se desarrolló en Argentina como parte de un fenómeno internacional. Se trató de una producción inducida desde el exterior y no desde una visión que pudiera asociarlo al “emprendedurismo” o carácter schumpeteriano de los productores nacionales. El aumento vertiginoso de la producción de biodiesel se vio favorecido por el contexto previo, en el que la producción de soja y la instalación de enormes plantas aceiteras instaladas en la década del 90 ofrecían un marco favorable para la expansión.

El Estado jugó un papel fundamental en la instalación de las plantas aceiteras a partir de la legislación sobre puertos industriales, aumento del calado del río Paraná a través de la creación de la Hidrovía, la rápida aprobación de la semilla de soja genéticamente modificada, etc.. Otro hecho que demuestra la determinante influencia del Estado sobre el sector lo constituye la aplicación de aranceles diferenciados para las exportaciones de aceites y de biodiesel que favorecieron la rápida expansión de la producción destinada a exportación. La regulación por ley en el año 2006, que estableció el “corte” obligatorio del gas oíl y el precio del biocombustible estimuló la demanda interna, aspecto que ratifica el decisivo papel del Estado sobre el desenvolvimiento del sector.

La caída de los precios en el mercado mundial del petróleo y los conflictos comerciales planteados por los Estados Unidos y la Unión Europea – a los que Argentina debió subordinar su política de comercio - muestran de la estructura dependiente de este sector productivo y del conjunto de la economía argentina respecto de realidades económicas y/o de decisiones de política económica en países de mayor poder económico. En el caso de los derechos de exportación, a través de los cuales el Estado estimulaba al sector cuando éstos estaban en niveles bajos, los conflictos comerciales obligaron al gobierno a elevar estos aranceles bajo acusaciones de “dumping”, muestra de la fuerte influencia de aquellos países sobre las políticas estatales de nuestro país.

0 Comentarios

Agrege el primer comentario